Y Dios Creó el Kalimotxo (Texto de Ignacio Suárez-Zuloaga e ilustraciones de Ximena Maier)

El calimocho, bebida festiva e improvisada.

El calimocho est√° unido al puerto viejo de Algorta, en un extremo del Abra de¬†Bilbao, en el extremo del municipio deGetxo.¬†El peque√Īo puerto alberga ahora a unas pocas¬†txalupas¬†de pescadores pero hasta el siglo XIX era la base de los pr√°cticos que compet√≠an en aut√©nticas regatas de traineras, para ser los primeros en abordar a los veleros que se dirig√≠an a Bilbao, con el fin de asesorarles acerca de c√≥mo superar los cambiantes bancos de arena que hab√≠a frente a¬†Portugalete. Pero como el lector ya imagina, la verdadera y poco conocida significaci√≥n hist√≥rica de este santo lugar y el motivo por el cual deber√≠a de ser un centro de peregrinaci√≥n de juerguistas de todo el mundo es el haber albergado el proceso de invenci√≥n de la bebida conocida como calimocho.

Los autores del alumbramiento del calimocho, al igual que en el caso de la penicilina y otras sustancias de gran repercusi√≥n, lo hicieron fortuitamente; incluso puede afirmarse que movidos por un ‚Äúestado de necesidad‚ÄĚ. Se trataba de una cuadrilla de unos veinticinco chicos y chicas, de entre 16 y 19 a√Īos de edad, que hab√≠a asumido la organizaci√≥n de las fiestas del Puerto Viejo. Aquel verano de 1972, despu√©s de haber realizado un viaje de estudios a las¬†Fiestas de San Ferm√≠n¬†para inspirarse, organizaron un programa de festejos que fue aprobado por el Alcalde de Getxo (sr. Zubir√≠a).

Puerto viejo de Algorta - España Fascinante

Lo primero que debieron de hacer los organizadores fue saldar las deudas de las fiestas del a√Īo anterior con los proveedores de refrescos, as√≠ como el pago por adelantado de la primera remesa de bebidas, algo que consiguieron mediante la venta de programas y de pa√Īuelos. Con el dinero restante se fueron a¬†Bilbao¬†a comprar cinco cabezas de cabezudos.

Con ayuda de unos empleados municipales, la cuadrilla puso una tabla de madera que hac√≠a las veces de barra de bar en los bajos de Etxetxu donde instalaron las bebidas adquiridas. Carentes de neveras, los entusiastas organizadores pusieron hielo en unos contenedores met√°licos, enfriando as√≠ las botellas. Adem√°s de bebidas fr√≠as hab√≠an adquirido dos mil litros de vino cosechero a un vinatero local, al precio de 16,50 pesetas el litro. En cuanto a la limpieza de los vasos y platos, al carecer de un grifo con agua corriente, pusieron una gran cuba de pl√°stico y la rellenaron de agua; una vez muy utilizada la tiraban en un desag√ľe y cruzaban la plaza para reponer su contenido en la fuente.

En la ma√Īana del s√°bado 12 de agosto de 1972, el primer d√≠a de las fiestas, aparecieron por el bar dos chiquillas de unos once a√Īos tocando el¬†txistu.¬†Olatz, la hija del vinatero de Algorta que les hab√≠a vendido el vino, y su amiga Idoia fueron aposentadas en una parte del bar y suministradas de refrescos, por lo que se quedaron amenizando con su m√ļsica a los primeros curiosos que se acercaban al puesto.

Conforme avanz√≥ la ma√Īana se fueron acercando los primeros adultos a tomarse un¬†chiquito¬†(peque√Īo vaso de vino tinto). Estos sol√≠an ingerir un sorbo, pagar e irse. Hasta que uno les dijo que el vino estaba picado y que iban a envenenar a la gente con ese g√©nero. Los organizadores eran poco dados al vino y a√ļn menos duchos en materia contractual, por lo que no hab√≠an tomado la precauci√≥n de probarlo antes. Al probarlo todos y comprobar que era cierto se mont√≥ un gran revuelo entre la cuadrilla, pues la venta de vino estaba previsto que fuera la mayor parte de los ingresos de las fiestas. Preocupada por el foll√≥n que hab√≠a organizado la incompetencia de su padre, Olatz se puso a llorar.

probando el primer calimocho - España Fascinante

Los¬†chiquiteros¬†la consolaron, tratando de sosegar el nerviosismo creado. Fueron probando m√°s botellas de vino y dictaminaron que todo √©l estaba picado; uno de ellos, que era m√©dico, explic√≥ que el vino picado no era perjudicial para la salud, sino s√≥lo desagradable al gusto. Entre tanto, las ni√Īas se tranquilizaron y reanudaron sus interpretaciones de¬†txistu¬†para elevar los √°nimos.

Alguno de los parroquianos incluso se acerc√≥ al vecino bar Arrantzale para comprar una botella de vino que permitiera beber dignamente mientras los compasivos adultos les sugirieran qu√© hacer para salvar las fiestas. Uno de los parroquianos aventur√≥ la idea de que mezclaran el vino con alg√ļn refresco, a ver qu√© tal quedaba. Comenzaron los ensayos, mientras los¬†txikiteros¬†actuaban de improvisado¬†focus group¬†en las catas. A pesar de la general aversi√≥n de los parroquianos hacia la Coca Cola, varios de ellos opinaron que era la que mejor ocultaba el sabor del vino, resultando √©ste digerible. Uno de ellos incluso apunt√≥ que hab√≠a quien llamaba a esta combinaci√≥n ‚ÄúRioja Libre‚ÄĚ (al estilo del ‚ÄúCuba Libre‚ÄĚ hecho con ron y Coca Cola) y que lo tomaban algunos sibaritas de Bilbao.

preparando el calimocho en la bañera - España Fascinante

Probando las cantidades de Coca Cola necesaria para ocultar el mal sabor del vino, llegaron a la regla de que era necesario igualar la cuant√≠a de vino y refresco. De este modo deber√≠an de poder colocar a la clientela cuatro mil litros de ese brebaje para desembarazarse de todas las existencias de vino. Uno opin√≥ que eso no lo conseguir√≠an vender ni en toda Vizcaya en todo un a√Īo, mucho menos en unos pocos d√≠as de fiestas algorte√Īas.

Hubo quien opin√≥ que ayudar√≠a el no decir de qu√© se trataba el brebaje, as√≠ como ponerle un nombre atractivo. Los organizadores se fueron a almorzar con las tareas de encontrar urgentemente un suministro masivo de Coca Colas, un lugar en el que mezclar las bebidas, envases para estas y un nombre para semejante cocktail. El suministro se consigui√≥ a trav√©s de un conocido que trabajaba en la distribuidora, el problema de donde mezclar el vino y la Coca Cola se resolvi√≥ con la tra√≠da de una vieja ba√Īera, que fue instalada en el puesto, y el envasado se arregl√≥ buscando botellas vac√≠as por los bares y casas cercanas, y lav√°ndolas a continuaci√≥n en la fuente.

Cansados de pensar, por all√≠ apareci√≥ un chico del pueblo de Erandio, bastante feo, al que llamaban ‚ÄúCalimero‚ÄĚ; un nombre que gust√≥. Alguien coment√≥ que en vascuence feo se dice¬†motxo¬†por lo cual surgi√≥ el nombre de Calimocho que fue r√°pida y un√°nimemente adoptado por todos. As√≠, el s√°bado 12 de agosto de 1972, por la ma√Īana se dio con la f√≥rmula m√°gica y hacia las cinco de la tarde se invent√≥ el nombre calimocho. A√Īos despu√©s, una vez popularizada la bebida, una marca de refrescos registr√≥ el nombre calimocho para su uso comercial en todo el mundo; de forma legal, pero sin permiso de sus inventores.

Visitas: 319

Cocina un comentario

¬°Necesitas ser un miembro de ‚Ė∑Descubre TvCocina!ūü¶Äūü•©Las Mejores Recetas y Vídeos de Cocina!ūü•ó para a√Īadir comentarios!

√önete ‚Ė∑Descubre TvCocina!ūü¶Äūü•©Las Mejores Recetas y V√≠deos de Cocina!ūü•ó

Comentado por Verónica el Enero 11, 2016 a las 1:10pm

Jajajaja|||

Que bueno Ramon|||

Comentado por Recetas de Cocina el Octubre 25, 2015 a las 11:56am

!Qué Buen artículo!

Busca VídeoRecetas

FacebookTwitterYoutube

¬© 2019   Creado por Tvcocina.   Tecnolog√≠a de

Emblemas  |  Informar de un problema  |  T√©rminos de servicio