>

La calidad de un excelente embutido español.

Los embutidos, a diferencia del resto de derivados cárnicos, son parte de las tradiciones españolas con proyección internacional y de una excelente calada en la gastronomía, como exquisiteces. No obstante, los mismos, vienen caracterizados principalmente por la utilización de tripa natural o envoltura artificial, dado que su preparación y aliño de especial elaboración, lleva el propósito de contener en su interior las carnes o menudencias autorizadas, tanto como parte manifestación cultural, gastronómica como en obediencia a las normas y estándares de calidad y salubridad previstos. La necesidad productiva, radica en que el consumidor esté informado de aspectos esenciales de composición, usos y otras características específicas, de su composición culinaria, y de todos los ingredientes que conforman el producto final. Ahora bien, una excelente tripa natural de cerdo, es un componente de suma delicadeza, que en su proceso de acondicionamiento para este uso comestible, se han generado reglas especiales, para los efectos de salubridad, la conservación y  en el etiquetado; así como en la información que acompaña a los embutidos comercializados en España. En consecuencia, las tripas serán evaluadas por una serie de requerimientos que van desde el animal en pie y su especie en particular y criaderos, por su procedencia anatómica: estrechas, si provienen del intestino delgado; anchas, si provienen del intestino grueso; de vejigas o de esófagos (sólo si provienen de las especies bovina o porcina). En este sentido, una tripa natural comestible del intestino delgado de procedencia porcina, podrá indicarse en el listado de ingredientes del embutido en cuestión de la siguiente manera: tripa natural estrecha de porcino.

Visitas: 9

Responde a esto

© 2020   Creado por Tvcocina.   Tecnología de

Emblemas  |  Informar de un problema  |  Términos de servicio